sábado, 27 de diciembre de 2008

Segundo latido

NUEVE


"El medico examino el trazo de la linea que iba dejando el electrocardiograma en la larga hoja de papel. Un trazo continuo, de subidas y bajadas estables, siguiendo los impulsos marcados por el corazon en cada uno de sus latidos. Montse, tendida horizontalmente y conectada por medio de los electrodos la sistema de aparatos, lo observaba de reojo, pero tambien con confianza. Los dias en los que la angustia y el miedo dominaban cada una de aquellas escenas habian pasado. Por si no fuera bastante, el hombre la tranquilizo aun mas, sin esperar a que la prueba habria termiando.

- Bien, muy bien - comento - Perfecto.
- Me alegro - reconocio ella.
- Si no fuera por lo que sabemos tu y yo, nadie diria que has pasado por lo que has pasado

Montse cerro los ojos y respiro con fuerza. De hecho era uno mas de sus examenes rutinarios, pero no podia impedir que, cada vez que entraba en la consulta,una fuerte agitacion se disparara en su interior. Un año antes estaba perfectamente y luego...
- Muy bien - dio por terminada la ultima prueba el medico - Vamos a quitarte esto.
Lo hizo un enfermero, con cuidado, mientras el esperaba examinando la larga ficha medica de Montse. Cuando ella estubo libre de cables y conexiones, comenzo a vestirse. Para entonces el doctor ya habia regresado a su despacho, y se habia sentado en el otro lado de la mesa. La puerta habia quedado abierta y su paciente se reunio con el.

- Sientate - le pidio.
Montse le obedecio mientras el terminaba de efectuar una anotaciones. La tira de papel con el electrocardiograma fue lo ultimo que añadio a su expediente.Luego lo dejo sobre la mesa y se enfrento a ella con una sonrisa calida en los labios.
A Montse le gustaba, y no solo porque un año antes le hubiera salvado la vida. Era un buen hombre, lleno de ternura, sensibilidad y comprension.

- Cuentame- le pidio el.
- ¿ Que quiere que le cuente? - le pregunto Montse.+
- Pues que haces y todo eso. Estamos en verano.¿Ya nadas, caminas haces ejercicio?
- Si,si.
-¿ De verdad?
- Bueno en casa tenemos una piscina, pero no es olimpica, claro...
- Tu ya me entiendes - manifesto el medico - Se trata de actuar con normalidad.
- Lo hago.
-¿ Del todo?

Montse se mordio el labio inferior. Bajo la vista al suelo un momento.
- Lo intento - reconocio.
- Es logico - acepto el hombre - Crees que cual esfuerzo puede provocarte algo irreparable, pero se trata de que vayas cogiendo confianza. Por eso es tan importante llevar una vida normal. Estas bien Montse. Tu corazon debe asimilar esa normalidad, pero es basico que tambien lo haga tu mente. En tu cuerpo todo trabaja al unisono. ¿ Te dije que tu eres tu mejor ayuda?
- Si.
-¿ Cuantas veces?
-¡ Uf, cantidad! - bromeo Montse.
- Pues te lo digo una vez mas: eres tu mejor ayuda. Que tu mente este serena y tu animo hara el resto.¿ Que tal en casa?
- Ese es el problema... - asintio con pesar Montse - Me miman comos si fuera una invalida y estan tan pendientes de mi que...
- Es comprensible.
- Ya, lo entiendo,pero a veces me ahogan. Aunque yo no piense en nada me basta con mirarlos para que todo vuelva a mi memoria. Me hacen sentir mal. Un estornudo es suficiente para que me pregunten que me pasa, si me duele algo. Es como si fuera a caerme de un momento a otro. Yo creo que, cuando estoy delante, ni respiran.
- He hablando con ellos, pero es dificil hacerles entender cual es su papel en nuestra estrategia. Por eso queria verte a solas.
- Y yo se lo agradezco doctor Molins. Me siento mucho mas comoda sin ellos.
- Bueno, unicamente piensa que en unos meses, puede que menos, en unas semanas, todo esto se habra pasado y la normalidad sera absoluta. Ten paciencia.
- La tengo.
- ¿ Y de amores?
Le sorprendio la pregunta. Era la primera vez que abordaba el tema. Ni siquiera supo que decir.
- Normal- se encogio de hombros.
- Entonces recuerda tan solo que, pese a lo que se diga en las novelas y en las peliculas, el amor nunca ha roto realmente un corazon, ¿de acuerdo?
- De acuerso - se echo a reir.
- Perfecto - el doctor Molins se puso en pie- Pues vamos a ver a tu padres y a tranquilizarlos un poco.

Ella tambien se levanto. El medico le paso un brazo por encima de los hombros, amigable y distendido. Salieron por la puerta del despacho riendose, lo que dejo no poco sorprendidos a los padres de Montse."




DIEZ



"Normalidad.
Una palabra sencilla, facil de pronunciar,dificil de poner en pratica.

- ¿Que te ha dicho el doctor Molins?
Su madre habia tardado exactamente siete minutos en preguntarselo. Un record. Circulaban ya por Barcelona, en busca de la Diagonal, para enfilar primero por la autopista y despues por la N-340 en direccion casa.
Montse, sentada en solitario en el asiento posterior se resigno.

- Nada que no te haya dicho a ti.
- Me refiero a cuadno estabais solos - insistio la mujer.
- Mama, ya te lo he dicho: nada.
- Pero habeis estado un monton de tiempo solo.
- Me hacia pruebas ¿ tu crees que cuando un medico te examina se pone a hablar por los codos?
- No, pero...
- Ademas, si me pasara algo, te lo diria a ti o a papa, no a mi...
- Mira es que yo no entiendo por que no podemos estar delante cuando...
- Maite - dijo en un tono de reproche muy claro su marido.
- Mama, si estas tu, no paras - dijo Montse.
- Ya esta - se enfado ella - Es normal que quiera saber como estas ¿no?
- ¡ Pero es que estoy bien!
- No grites ¿eh? - se lo dijo con prevencion, no con autoridad -A ver si te va a dar algo.
-¿ Lo ves? - Montse miro a su padre por el retrovisor interior - ¡Estoy bien, asi que puedo gritar, enfadarme, hacer lo que quiera! ¡Deja de darle vueltas, por Dios!
- Vaya cualquiera diria.

Demasiado tarde su madre empezo a llorar.

- ¡Oh, no, vamos! - se lamento Montse.
- Vala ya, Maite - le dijo su marido- ¿No ves que asi no la ayudas? Bueno, ni a ella ni a nadie.
- Si, ya...- balbuceo la mujer - Con lo que he pasado y encima...


Montse iba a decirle que ella era quien habia estado a las puertas de la muerte, pero logro contenerse. Por mucho que le irritara la actitud de su madre, y esto no podia evitarlo, debia acostumbrarse. Para eso formaban una familia, para compartir lo bueno y lo malo, y mas cuando lo malo era muy malo. De hecho, la que estaba ahora enferma de los nervios era su madre,y no mejoraba. Vivia al limite, pero lo peor era que parecia esperar una faltalidad a cada momento. Unos dias antes su padre le habia hablado de llevarla a un psiquiatra.
Se nego en redondo.Dijo que la enferma no era ella, sino su hija.

-¿ Estas bien? - le pregunto el padre deMontse a su mujer.
- Pse - exclamo ella con desidia.
-¿ Porque eres tan fatalista?
- No puedo evitarlo, ¿que quieres que te diga?
- Ya, pero es que te vas siempre al extremo. Cuando papa llega cinco minutos tarde, no piensas en el trafico o en que ha podido quedar a hablar con un amigo, o simplemente tenia mas trabajo que de costumbre; tu enseguida piensas en un accidente. Y cuando Dani se perdio en la montaña y lo encontraron no dijiste , gracias a Dios o algo asi. No tu pensaste¿esta vivo?. ¿Porque eres tan pesimista?
- Dejalo Montse - le recrimino su padre.
- Es mas fuerte que yo- se justifico su madre.
- Pues a los demas nos haces la vida imposible ¿sabes? Cuando uno esta en un atasco y no puede llamar por telefono, y encima sufre porque sabe que tu estas sufriendo...
-¿ Y yo que...?
-¡ Eh, eh! - las acallo el hombre - ¿ Vais a estar asi todo el trayecto?


Se callaron. La mujer, que hasta aquel momento habia estado girada hacia tras, mirando a su hija, se puso recta en su asiento delantero, y tras exteriorizar su enfado respiro con fuerza, fingio interesarse por el trafico. Montse agradecio la determinacion de su padre, no queria discutir. Nunca queria discutir. Pero su madre no la dejaba en paz, sobre todo despues de lo sucedido.
Probablemete jamas la dejaria en paz despues de eso.
Y tenia que vivir con ello.
Ya no volvieron a discutir en el resto del viaje hasta Villaranam a donde llegaron en menos de veinte minutos."



ONCE

"Acababa de llegar y se habia sentado sola cuando llego el, tan misteriosamente como siempre, igual que si saliera de la nada, como si se materializase a su lado, o... como si la esperase.

-Hola.
-Hola - correspondio a su saludo.

Sergio se quedo de pie, aguardando algo, tal vez una invitacion por su parte. Montse no se la sirvio en bandeja. Prefirio ver sus nervios, aquella contenida tension que lo dominaba cuando estaba con ella, la sensacion de inquietud, aunque al menos ya no se mostraba tan timido como para no acercarse a hablar con ella.
Fueron unos segundos. Decidio no ser una sadica.
-¿ No te sientas? - le sugirio.
- Bueno... - lo hizo bien, fingiendo despreocupacion, pero no la engaño - Si, gracias - luego busco una excusa para iniciar una conversacion - ¿ Y Carolina?
- En Barcelona, con sus padres.

El escaso publico del polideportivo saludo en ese momento un gol de su equipo. Las gradas cobraron una inusitada vigorosidad y colorido, con dos docenas de chicos y chicas ne pie dando saltos. En el centro de la pista protegidos por su cubierta de color amarillo, los jugadores de balonmano se abrazaban entre si.
-¿ Quien gana? - pregunto Sergio.
- Ni idea, acabo de llegar y me he sentado aqui como podia haberlo hecho en la piscina. No soy muy amante de los deportes que digamos - le tendio la bolsa de ganchitos que estaba disfrutando -¿ Quieres?
- Gracias - metio la mano en su interior y sa uno- ¿Te gustan estas cosas?
- Es para tener algo en las manos - se justifico Montse.
- Ah.

Ella se echo a reir.
- ¿Que pasa, que he dicho? - abrio mucho los ojos el.
- A veces eres tan serio...
- Defecto de fabricacion, supongo. - se resigno el otro.
- Bueno, no me hagas caso. Yo tambien tengo fama de seria. ¿Has encontrado ya trabajo?
- No.
- Pues vas a tenerlo crudo - insisito una vez mas al respecto- Mira aqui hay unas cinco mil personas, me refiero al censo del pueblo, pero nos rodean nada menos que diecisiete urbanizaciones. En ellas vive mucha gente de manera habitual, aunque la mayoria son segundas residencias de los de Barcelona. Y no todos los que viven todo el estan empadronados en el pueblo. Eso quiere decir que no es un pueblo con industrias ni nada de eso, salvo la fabrica de chocolates, o un poco mas arriba, la de cemento. Aqui abundan los pequeños comercios, eso si, pero casi todos negocios familiares.Quiza te iria mejor en Cervelló.
- Tampoco tengo prisa -reconcio el.
-¿ Que hacias entes de venir aqui?
- Estudiar.
- ¿Y tu familia?
Sergio dejo la mirada como solia hacerlo, de forma fija y observante. Dirigio sus ojos a la pista, donde de nuevo atacaba el equipo favorito de la mayoria de los asistentes. a juzgar por los gritos de animo que les dirigian desde las pequeñas gradas de cemento. Montse percibio que su observacion habia sido inoportuna.

- Perdona - dijo - A veces olvido que a mi tambien me joroba bastante que me hablen segun de que.
- No, no, que va, es solo que...- fingio indeferencia - no hay mucho que decir, salvo que necesitaba estar solo y por eso me he ido.
- Ojala tambien pudiera marcharme yo. - reflexiono Montse.
-¿ Por que?
Ahora la que no respondio al momento fue ella.
- Vale, uno a uno - se disculpo el.
-¿ Que harias si no encuentras trabajo? - cambio de tema Montse.
- Ya te dije que tenia dinero para aguantar un par de meses.
- Te acabaras marchando- aseguro ella.
-No tiene por que ser asi.
Se sintio obsevada al milimetro, asi que mantuvo los ojos puestos en la pista, dejando que el la mirara. Se dio cuenta de que, por primera vez en mucho tiempo, no se sentia incomoda. No era el tipo de mirada que le dirigian los vecinos del pueblo despuesd de la operacion, aunque cada vez se encontraba menos con ello; ni la mirada de los chicos que se le acercaban con animo de ligar antes de su problema de salud. Era como si Sergio le acariciase con los ojos, la mimase y le hablara con ternura a traves de ellos. Percibia que le gustaba y sentirse asi le producia una tranquilidad, una sensacion de normalidad mayor que cuanto pudiera decirle el doctro Molins. Habia llegado a creer que nunca mas la mirarian como lo hacia Sergio, si es que alguien lo habia hecho alguna vez de aquella forma.
Mas aun, habia creido que jamas sentiria otra vez lo que estaba sintiendo ahora.
Aunque solo fuese un juego: chico, chica, verano...
Pero si asi era,¿porque se sentia como se sentia?

-Yo antes hacia muchos planes - se oyo decir a si misma, sin saber en que momento habia decidido volver a hablar - Ahroa se que lo importante es vivir el dia.
- Yo pienso lo mismo - reconocio Sergio -, aunque se que no es justo.
- ¿Por que no es justo?
- Porque no puede vivirse tan solo el momento, y porque siempre hay algo mas, comenzando por un despues, un mas tarde y un mañana.
- Eres un filosofo - dijo Montse sin animo de burla.
- He aprendido algunas cosas, nada mas.
Espera que ella preguntase cuales y, al ver que no lo hacia,que se habia quedado subitamente palida, siguio la direccion de su mirada. No le costo encontrar el motivo de aquel silencio. Al otro lado de la pista un muchacho joven, de dieciocho o diecinueve años, tambien miraba hacia ella. Iba acompañado por otro chico y dos chicas.
Fueron apenas unos segundos.
Luego aparto la mirada y Montse apreto las mandibulas con tanta fuerza que sus sienes palpitaron levemente.
A continuacion se puso en pie.
- Vamonos - le pidio.
Sergio no tuvo tiempo de nada mas: se levanto para seguirla porque ella llevaba un par de metros de ventaja."

Continuara....

15 comentarios:

VeRo dijo...

:D:D:D:D Ainss que bonito es el libroo!! jajaja me encanta tanto... y me trae tantisimos recuerdos...

Cuidate guapa!

Un besotee!

* Cris * dijo...

Aaaahhhh!!! Pero, ¿cómo nos puedes dejar así???? Muy mal neni, esto es muy fuerte!! Seguiré leyéndote, ya lo sabes, me encanta el libro a mí también. Besos!!

Lorena dijo...

si señor Cris,muy mal..dale a las teclas xfii..vas a tener que subir la dosis diaria que esta ya no me hace efecto..jajaj Bss =)

feli dijo...

Hola , porfavor .....te lo doy redbull ,para que tu este mas espavilada......continuará jijij
estoy enganchada ...

Salegna dijo...

Corazón que tengo abandonada, ahora tenemos que ir a comer a casa de mi hermana, esto de las comidas y cenas no terminan.
Pero prometo que al volver esta noche te leo.
Muchos besos

MARI dijo...

Pués yo etoy leyéndome el libro contigo jajajajaja!!.... vero que currrta eres mi jija jajaja!!..

Buena mañana de domingo para todos...

MARI dijo...

Pués yo etoy leyéndome el libro contigo jajajajaja!!.... vero que currrta eres mi jija jajaja!!..

Buena mañana de domingo para todos...

Koldovica dijo...

por favor,una pregunta sin ninguna intención retorcida y con todo mi candor...¿cuando se termina el libro?,para cuantos días quedan?..es que a mí..la verdad...no me mola y bueno...en fin...quisiera...eh...que nadie se me enfade e Cris y Vero..Koldo

luz blanca dijo...

ufffff¡¡¡¡¡¡ quien es el q la mira al otro lado de la pista ....el q se entrevee x lo q llevas escrito q le hizo daño ...jope barca ....menudo viciojajajaja.un beso tesoro...como mola el medicojajaja.

Astrágalo dijo...

Muy bonito tu relato.. ya no me queda mas remedio que seguirlo hasta el final.
Oye, que no se me olvide, FELIZ AÑO NUEVO!!!.

Un besito astragalin.

barca0014 dijo...

Respuesta Koldo: Para el final del libro aun queda, son siete latidos y cada uno lleva 11 o 12 capitulos.

Es un libro intersante en el que me veo reflejasa con Montse, por eso decidi enseñaroslo, pero si no te gusta...
Voy a llegar con el al final de todas formas.

P.D: No os engancheis a Sergio, que Sergio es mio ya...jajjaja, por mucho que quiera a Montse y ella a el, me enamoro de este chico cada vez que leo el libro...jajajja.

luz blanca dijo...

barca de mis mares tu sigue con el libro cariño,q a mux@s nos gusta corazon ..amos ni se te ocurra dejarnos sin el cariñete.....sigue tus fans incondicionales ueremos mas.jajajaja

Lorena dijo...

Joe,ya es el 2º o 3er comentario que leo que no me gusta un huevo..AMI ME ENCANTA EL LIBRO y como dice Luz Blanca,a los fans incondicionales tmbn.Entonces,si no te gusta lo mejor sera que no entres al blog,xq es lo que te queda..A quien le tiene que gustar es a Barca que es quien lo escribe y quien lo siente...y te lo digo SIN NINGUNA INTENCION RETORCIDA y con todo mi CANDOR...
1 besazo Barca,el libro es genial! =)

* Cris * dijo...

Lorena eres la leche! Jaja... Barca, cariño, que sepas que somos más de uno y más de dos los que estamos ansiosos porque sigas adelante con el libro, así que, ponte a escribir ya que nos tienes en ascuas!!

Eso de que no nos podamos enganchar a Sergio, pues ya no me gusta tanto ehh jajaja además sabes que tú y yo menos en dos cosas, coincidimos en las demás, así que... jajaj

Besets bombón!

Koldovica dijo...

Barca cielo,me encanta que hagas felices a tus otros blogueros,de eso se trata sin duda alguna.Que les encanta,pues dales cañaq,pero claro,yo ya soy un poco mayor para esas novelas y por eso preguntaba,tranquilos todos,esperaré pacientemente,hay días que no tengo tiempo material de escribir en todos los blogs,así que esperaré,ganáis por goleada...Koldo

 
La Olivia de Popeye © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina