jueves, 15 de enero de 2009

Cuarto latido

TREINTA


"Llegaron a la pension La Rosa, corriendo, jadeando y cubiertas de sudor. Carolin no hacia mas que mirar a Montse, temiendo que fuera a caerse de un momento a otro a causa de aquel esfuerzo. Pero si aun dudaba de sus fuerzas, aquello la convencion de una ver por todas de que su amiga estaga perfectamente. O bien, su ciega determinacion la empujaba hasta limites insospechados.


La dueña de la pension estaba en la recepcion, controlando algo en su libro de anotaciones. Se sobresalto al verlas aparecer, tanto por la forma intempestiva con que entraron como por su aspecto de absoluto descontrol. Parecia imposible que pudieran articular palabra,pero Montse lo logro.

-Sergio...¿Donde esta..Sergio, por...favor?

Tardo un segundo en reaccionar, un segundo que se le antojo una eternidad

- Se ha ido - anuncio la mujer - no hace ni cinco minutos.
-¿Donde... se ha ido? - insistio Montse.
- No lo se - la dueña de la pension las miro como si estuviesen locas. - Ha pagado, ha recogido sus cosas y se ha ido con su moto.

Montse y Carolina se miraron. La primera tenia las mandibulas apretadas, pero ni aun asi daba muestras de rendirse. La segunda estaba expectante.

-¿Ha dejado algun recado, algo..? - insistio Montse.
- No, nada. - la mujer la miro con cierta alarma - ¿Estas bien?

No lo estaba, pero le dijo que si y salieron fuera. Se quedaron en la mitad de la acera sin saber que hacer, aunque Montse centro su antencion en la carretera, primero hacia arriba y despues hacia abajo.

- Ha vuelto a Tarragona - dijo reflexiva - pero ¿por donde?

Carolina entendio su razonamiento. Habia dos caminos. Uno era por la N-340 en direccion al puerto del Ordal, para coger la autopista pasado Vilafranca del Penedés, a mitad de camino de Tarragona. El otro, por la misma N-340 pero en sentido contrario, diez kilometros hasta Molins y alli enlazar con la misma autopista casi desde el comienzo: noventa kilometros hasta Tarragona. Los dos trayectos eran logicos pues se tardaba mas o menos lo mismo en llegar a Tarragona, pero el primero pasaba por un puerto de montaña y varios pueblos, mientras que el segundo era todo autopista, libre para correr.

- Van en moto, puede que... - vacilo Carolina.
- Le gusta conducir no correr - Montse miro a la derecha, en direccion al puerto de Ordal - Me lo dijo.
-¿ Crees que...? - Carolina señalo en la misma direccion en que miraba ella.
- Sea como sea, ya no lo alcanzaremos...

Montse mostro por primera vez su abatimiento; se hundia en un pozo sin fondo.


- ¡Espera! - los ojos de Carolina se abrieron como platos - ¡Ven, deprisa!


La cogio de la mano y tiro de ella. Volvieron correr, como locas, ,pero en esta ocasion fue un corto trayecto de doscientos metros. Montse entendio a donde iban al ver cerca la casa de Carolina. No tuvo tiempo de hacer o decir nada, porque ahora la iniciativa la llevaba su amiga. Fue la primera en meterse dentro, tomando al asalto la sala de estar y dando un buen susto a su hermano mayor, Tomas, que veia un video en a tele aprovechando que era sabado.


- ¡Tomas, tienes que ayudarnos, te necesitamos! - grito Carolina.
- ¿Pero que...?- se alarmo el muchacho, porque encima estaba en calzoncillos.
- ¡Tienes que llevar a Montse a Vilafranca, Tomas! ¡Es cuestion de vida o muerte! ¡Vamos, vamos, muevete!

Lo empujo hacia su habitacion. Toma apenas si pudo articular palabra. Montse lo conocia bien. Era un buen tio, una excelente persona y, al contrario que muchos hermanos, que estan siempre como el perro y el gato, el adoraba a Carolina: habria hecho cualquier cosa que le pidiese.
Tomas salio de nuevo en menos de diez segundos.
Fue el tiempo que tardo su hermana en explicarle de que iva la cosa. Era como si la misma Carolina lo hubiese vestido.

- ¡Lo atraparas! - dijo ella mirando a Montse con pleno convencimiento - ¡Si no le gusta correr y con el trafico de coches que hay en sabado... lo atraparas! ¡Menudo es este cuando se pone a zumbar con su 500!- y le palmeo a Tomas la espalda, orgullosa, antes de volver a gritar - ¡Vamos! ¿a que estais esperando¿ ¡Cada segundo cuenta!"

Continuara....

8 comentarios:

Esthermoly dijo...

jejejeje, me has dejado enganchada, estaré atenta a tu continuará...

Bsits

* Cris * dijo...

Ayyyyy quiero leer másssss!!! Qué apañado que es Tomás, no?? A ver si Montse tiene suerte y encuentra a SSSSergio... ay no, a Sergio... ups...

Besazosssss guapetona!!!!!!!!!

VeRo dijo...

Como me encanta este libro!!!! ainsss que bonito esss!!! jijiji
Besoss!!!

MARI dijo...

Si si estoy contigo... cada segundo cuenta... cada segundo para ver como se termina el pu... (se puede decir palabras) puñetero jajajaja!! libro.... Diosssss la virgen... cuanto dura jajaja!!....

luz blanca dijo...

Ojalá lo alcanze el hermano y q montse le suelte una colleja si hace falta..a sergio ...eso no se hace ...bueno me mantengo a la espera de ver q pasa x q el, también ha dejado entreveer el libro q tampoco ha tenido mucha suerte en su vida............

Loreniña dijo...

Tienes un regalo en mi blog,pasate por el cuando quieras.

Al final no me entere si era coche,bici,moto,sidecar,mmm,creo que me he liado un poco!jajaj
Bss =)

MARI dijo...

TI TI TI TI TI ... donde ta el blog actualizado???? pos no ta ... como el de Kiko perezozos jajaja!!...

* Cris * dijo...

Nena, en mi blog tienes un regalo para ti, sí, sé que soy poco original... jajaj

Un besazo guapa!!

 
La Olivia de Popeye © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina