lunes, 5 de enero de 2009

Tercer latido

VEINTE


"Eran dos, un hombre y una mujer. En el coche, antes de entrar, habia visto camaras, focos y otros aparatotos, pero ellos no tenian nada en las manos. Estaban sentados en la salita, en el sofa, acompañados de casi toda la familia : su padre, su madre y Dani. Solo faltaba Julio. Ella bebia Coca-Cola y el, una cerveza. Al verlas entrar, se pusieron en pie.

- Monste, hija - sonrio su madre- estos señores han venido...
- ¿Que quieren? - quiso saber ella sin perder ni un segundo, comprendiendo de todas formas que era una pregunta estupida.

La brusquedad de su hija hizo que Maite se quedara cortada.

- ¿Montserrat? - la mujer tendio una mano que ella fingio no ver.
- Montse - trato de decir algo su padre.
- ¡Vas a salir en la tele! - grito Dani.
Carolina llego junto a ella y le cogio una mano. Fue una presion muy fuerte y directa, hermosa. Montse no se sintio sola. Su valor se vio reforzado.
- Escuchen... - empezo a decir.


Lo hizo demasiado debilmente. Los grito de Dani dando saltos y repitiendo que iba a salir en la tele, ahora ganaron sus palabras. El hombre fue el que tomo la iniciativa, probablemente viendo el desconcierto familiar y la sensacion de desamparo des su colega al quedarse co la mano extendida si que Montse se la estrechara.

- Somos del program Un tema a debate - la informo - Ella es Judit Comas y yo soy Jaime Salanova, y nos encargamos de la produccion y otros aspectos, porque en verano...
- Lo siento, pero yo no voy a ir - dijo Montse.
- No entiendo - vacilo la mujer - Es un programa de gran audiencia, el numero uno de los viernes y...
- Por favor - pidio Montse.

Los visitantes miraron a los cabezas de familia, tal vez en busca de ayuda, tal vez, porque no entendian la situacion.
- Nena, yo creo que deberias ir - dijo su madre.
- ¿Por que?
- Por que es bueno hablar de ello.
- ¿Para quien? - pregunto Montse - Yo quiero olvidar y nadie me deja, y encima quieres que me exhiba como un bicho raro para que me vea todo el mundo y para que sigan mirandome como a una especie de monstruo.
- No eres un monstruo - manifesto su padre.
- ¿No? Entonces,¿ a que viene tanto interes por mi? ¿Por que quieren entrevistarme?
- No estas sola - dijo la mujer de la tele - Habra otras dos chicas en tus condiciones, y un chico con un riñon...
- Y los padres del chico que murio y gracias a el salvaron...

Los detuvo a ambos. Recordo instintivamente la humedad de los ojos de Sergio la noche pasada, porque a ella se le llenaron de golpe de lagrimas y apenas pudo contenerse.

- Por favor, ¿quieren dejarme en paz?

Hubo un silencio muy tenso, tanto que hasta Dani se callo y los miro a todos desconcertados. La presion de la mano de Carolina aumento. Era comos si a traves de ella le gritara "asi, dales duro, bien"

- Podriamos hacerte una entrevista aqui mismo - insistio todavia, en un intento desesperdo, el hombre.
- ¿No lo entiende? - casi grito Montse - Quiero que se olviden de mi. Quiero ser una persona normal y corriente, no un fenomeno, ni... No soy la unica, ¿vale? Aunque mi caso diera que hablar no soy la unica. Ustedes montaron la publicidad, pero ahora ya basta, por favor, ya basta.

Llego al limite y, antesde estallar y dejarse llevar por las lagrimas, dio media vuelta y salio por corriendo por la puerta, sin dejar la proteccion de la mano de Carolina, de que tiro para que la siguiera. Todavia antes de meterse en su habitacion y cerrar la puerta, pudo escuchar a sus padres iniciando las primeras excusas por su insolito comportamiento.

- ¡Que verguenza por Dios! ¡Perdonen! Es que todavia.. - se avergonzaba su madre.
- Lo paso muy mal, ¿entienden? Justo ahora, esta volviendo a la normalidad y...- se justifico su padre.
- ¿No saldremos en la tele? - gritaba Dani, enfadado."




VEINTIUNO


"Sabia que era un sueño.
Y a pesar de ello, tenia miedo, un miedo que la paralizaba en la realidad, mientras que en el sueño era capaza de moverse.


Caminaba por un lugar muy oscuro, muy denso. Era como si estubiese inmersa en un espacio en el que el aire fuera solido, como una nube de algodon, ya que podia verlo y tocarlo, asi que susu movimientos era lentos y premiosos. Le costaba avanzar, le costaba respirar. Y sobre todo le costaba despertar, a pesar de que desde el sueño ella se lo gritaba a si misma.

- ¡Vamos,despierta! ¡Hazlo ya! ¡No es mas que un sueño! ¡Ya no estas aqui, no es mas que una ilusion!

Entonces percibio el tam-tam. Un batir de tambores lejano, pero fuerte, que iba alejandos muy despacio de ella.

No veia nada.
Tan solo sabia que, cuando escuchara el ultimo golpe, todo habria acabado, ,porque el tam- tam provenia de si misma, de su corazon.
El tam- tam eran los latidos de su corazon.
La oscuridad se hizo mas profunda, y con ella crecio la angustia. Extendio una mano, buscando algo a lo que agarrase, y de pronto lo encontro:otra mano. Se sintio a salvo, pero solo fue ua breve sensacion. La otra mano la sujeto con firmeza y tiro de ella para alejarla aun mas de los latidos.

Se resistio,lucho.
Pero la mano era implacable, y en la oscuridad, cada vez mayor, mas asfixiante. Amenazaba con cerrarse del todo y aprisionarla para siempre, por toda la eternidad,
Entonces se rindio, comprendio que ya no podia mas.

Se rindio y, justo en este momento, de alguna parte, le llego una voz.

- ¡Hay uno, hay uno!

La esperanza.
Todo cambio en un segundo. La mano la solto, la oscuridad se rompio con una tenue claridad y el sonido del tam-tam retumbo en sus oidos.

Se desperto.
Y suave, muy suavemente, abrio los ojos.
Estaba en su cama, en su habitacion, en el mundo real.
Recordo otra cama, otra habitacion, otro mundo, el del hospital,la mañana que habrio los ojos y le dijeron que estaba viva.
Viva."





VEINTIDOS




" Habia creido verlo un par de veces, pero no estaba segura de ello. Ahora si, su imagen se le hizo clara durante un pequeño instante, entre las plantas del otro lado del muro. Fue a su habitacion, se puso una camiseta por encima del bañador y unos vaqueros. Luego salio a la calle. Le dio la impresion de que el se iba a marcharse.

- ¡Sergio!
El chico se detuvo y giro la cabeza. Le cambio a cara. Dibujo en ella una sonrisa luminosa, como el dia, y regreso.
- Hola.
- ¿Que tal? - le pregunto Montse.
- Bien - se limito a decir el.
- ¿Donde estubieste ayer? No se te vio el pelo.
- Tuve un trabajo.
- ¿Ah si?

- Nada importante - evadio los detalles.
- Carolina y yo fuimos a buscarte.
Se azoró, pudo notarlo, aunque no se imagino por que, ni le dio importancia alguna.
- ¿A la pension?
- Claro.
- No me dijeron nada.
- Bueno tampoco dejamos recado. Si hubieramos podido subir, si,te habriamos preparado alguna sorpresa en la habitacion, pero a dueña no parecia muy dispuesta.
- No quiere a nadie extraño en las habitaciones.
- Ya- paso del tema Montse - ¿Que haces?
- Te estaba esperando.
- ¿Por que no llamabas? - se extraño ella.
- No me atrevia.
- ¡No seas tonto! Si hubiera sabido que estabas aqui...
- Tambien me dio corte la otra noche - reconocio Sergio.

Monste se puso ligeramente colorada,pero lo domino. Queria oir lo que tuviera que decirle. Al ver que el no seguia, lo intento por su parte.

- Si, me di cuenta - manifesto - Casi echaste a correr.
- Soy un idiota, lo siento.
- No eres un idiota. Ningun idiota le dice a una chica que es preciosa e la forma que tu me lo has dijiste. Y hay momentos en que a una le hace falta que le digan cosas asi, ¿sabes?

Se miraron fijamente, bañados por el sol de julio que caia a plomo pese a la presencia de numerosas nubes negras que ellos ni notaban.

En ese momento Montse se rindio.
Y deseo que el la tocara, aunque solo fuera un roce.
- Montse, yo... - comenzo a decir.

Tal vez necesitaba de la noche y del silencio para expresarse, porque lo cierto es que ahi acabo todo. Los dos fueron despertados por su abstraccion por el ruido de un coche doblando la esquina. Miraron hacia el y Montse reconocio el viejo cacharro de su madre, que solo usaba para hacer recados en el pueblo o para no volver demasiado cargada de la compra.
Odio la interrupcion y su mala suerte.

- Es mi madre - suspiro.

Sergio dio un paso atras. El coche no aparco delante de casa, sino que dio un giro y se quedo ya de cara a la puerta del garaje. Maite bajo de el sudorosa y congestionada.

- ¡Ay, hija, que bien! - fue su primer saludo - Ayudame con esto ¿quieres?-miro a su acompañante y, sin cortarse, pregunto - ¿Quien es tu amigo? ¿No me presentas?

Monste quiso que se la tragara la tierra.

- Mama, Sergio. Sergio, mi madre.

Ya no habia magia. Era un chico y una chica, en verano, con una señora madre en medio.

- ¿Que tal, señora? Encantado.
- Bien, hijo. ¿Nos echas una mano? Entre los tres...

Sergio lo hubiera echo igualmente, porque ya se movia en direccion despues de darle la mano. Fue a la parte de atras del coche y cogio la mayoria de las bolsas el solo.

- ¿Que haces? ¡Dejanos alguna! -protesto con simpleza la mujer - ¡Oh, que fuerte! Bueno, vale, como quieras.

Entraron los tres, aunque Montse sabia que Sergio tardaria menos de un minuto en irse."


Continuara....

8 comentarios:

barca0014 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lorena dijo...

La madre...la madre...q punteria la madre..jajaj bueno,cada dia me gusta mas el libro! ahora toca esperar al siguiente capitulo 1 Beso =)

* Cris * dijo...

Uff... qué ganas de seguir leyendo. Qué atento es Sergio... ainss... la madre... desde luego, como dice Lorena, qué oportuna leches!!!

Los de la TV son unos morbosos... desde luego.. bueno, como en la vida real...

Me encanta el libro, ya lo he dicho mil veces, pero no me cansaré de seguir repitiéndolo.

Besazos guapetona!

feli dijo...

Bueno soy el rei mago , hi tu tenes un regalo en mi blog .


jijujijujiju Besotes achuchones de panda

Astrágalo dijo...

Cuando termines todos los latidos, supongo que los escribirás en un libro, algún editor se quedara encantado, seguro. No se si te he felicitado por el nuevo año, así que lo hago, Feliz año!!.

Un besito astragalin.

* Cris * dijo...

Neni, como sabes que la que vive a tomar por culo a la derecha soy yo (tú a la izquierda) pues que los Reyes han tardado un poco en venir, pero que te han dejado un regalo en mi blog.

Besazos!

feli dijo...

bueno , mas una premio en mi blog para ti lida


Bersotes

Koldo dijo...

menudo corazón, late mas que una bomba de carricoche,bueno, sigo esperando que cesen los latidos, mientras os invito a todos a "elconfesionariodelpadrekoldo.blogspot.com....besiños...Koldo

 
La Olivia de Popeye © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina